¿Sufres de las temidas estrías?

Empecemos por explicar que ellas aparecen cuando el cuerpo sufre variaciones bruscas de peso, bien sea por adelgazamiento, obesidad o cambios hormonales. Son más frecuentes en el cuerpo de mujeres y en las zonas más vulnerables como pecho, abdomen, brazos, cadera y glúteos.

Varían dependiendo de sus causas y de donde se localicen. Habitualmente incluyen:

  • Manchas en abdomen, pechos, caderas, glúteos y muslos
  • Manchas color rojo, azul o negro
  • Líneas hundidas en la piel

¿Qué factores influyen en su aparición?

  • Factores genéticos
  • Embarazo
  • Cambios bruscos de peso
  • Las mujeres suelen estar más propensas a tenerlas.

¿Cómo tratarlas?

Las estrías no suelen requerir tratamiento médico pues a menudo suelen atenuarse con el tiempo. Sin embargo, por temas estéticos, existen una serie de procedimientos que pueden llegar a ser muy útiles. Dependiendo, también, del tiempo transcurrido desde su aparición.

Las rojizas son más fáciles de atenuar a diferencias de las más longevas o de color blanco.

Tratamientos en casa

Puedes evitar que aparezcan dando masajes con una mezcla de aceite de almendras y rosa mosqueta. Otra opción es utilizar 10 uvas (tomando sus propiedades antioxidantes) junto con 200 gr. de yogurt natural y aplicar sobre las estrías dando masajes circulares y dejando actuar por 20 min. Retirar con agua fría.

Es importante evitar cambios drásticos de peso que alteren la textura de nuestra piel, por ello se debe seguir una dieta balanceada y hacer ejercicio con regularidad.